Image

Especialidad en Medicina Crítica y Terapia Intensiva

Descripción:

El Posgrado en Medicina Crítica y Terapia intensiva pretende formar especialistas capaces de realizar un abordaje integral-científico de los pacientes con diversas enfermedades en condición crítica, considerando los aspectos bioéticos, administrativos y epidemiológicos de Costa Rica.

A continuación, se describe el programa docente para la obtención de dicha especialidad en donde se enumeran los requisitos teóricos y prácticos, así como la realización de actividades pertinentes a la especialidad y los cursos que complementan su formación como especialista en Medicina Crítica.

Las Unidades de Cuidado Intensivo y  la Medicina Crítica son un servicio y una especialidad médica de aparición relativamente reciente en el desarrollo de la medicina mundial y nacional. Las primeras unidades de cuidado intensivo, en su moderna concepción, aparecieron en la década de los 60 en Estados Unidos y Europa, y al final de los 70 en Costa Rica. El propósito de estas unidades es sustituir o restituir las funciones vitales por medio de soporte ventilatorio, hemodinámico, renal y otras terapias.

En algunos hospitales tradicionales, las unidades de cuidado intensivo se han organizado por servicio: unidad de cuidado intensivo médica, unidad de cuidado intensivo quirúrgico, o inclusive de acuerdo con la patología que se atiende; por ejemplo: unidad de quemados, unidad de trauma, unidad de "shock", unidad de "stroke". En otros centros médicos más modernos, se ha implementado una única unidad funcional para la atención del enfermo crítico, con el consiguiente aprovechamiento de la infraestructura, los equipos, insumos y sobre todo del personal altamente capacitado. Sin entrar a considerar la forma de organización idónea, lo cierto es que, para mejorar el abordaje y la sobrevida de los pacientes críticamente enfermos, es necesario un profesional especialista con ciertos conocimientos, destrezas y técnicas que le permitan lograr un abordaje integral del paciente críticamente enfermo. Es así como a partir del año 1961, en la Universidad del Sur de California se inicia el primer posgrado en medicina crítica.  Esta formación poco a poco se difundió alrededor del mundo.

En Costa Rica la primera unidad en establecerse fue la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Nacional de Niños en el año 1970. En el resto de los hospitales clase A, a saber: Hospital México, San Juan de Dios y Calderón Guardia, se inauguraron estas unidades en los años 1975, 1976 y 1978, respectivamente.

La experiencia vivida en otros países determinó que las unidades estuvieran a cargo de profesionales con capacitación en el campo y que dedicaran tiempo completo a la atención de pacientes críticamente enfermos.

En Costa Rica, debido a la inexistencia de profesionales con la capacitación ideal en medicina crítica, la Caja Costarricense de Seguro Social y la Junta de Protección Social incentivaron a jóvenes médicos por medio de becas para que viajaran al extranjero a obtener su posgrado en esta especialidad.

La Medicina Crítica y Terapia Intensiva se reconoció en Costa Rica como especialidad profesional el 15 de marzo de 1983. En esa fecha, el doctor Arnoldo Camacho Fernández se inscribió como primer médico costarricense Especialista en Cuidados Intensivos; él había laborado en la UCI del Hospital San Juan de Dios por varios años. Luego, el 21 de abril de ese año se inscribió el doctor Daniel Rodríguez Guerrero, quien se formó en el Mount Sinai Medical Center de Miami y en el Baylor College of Medicine de Houston, Texas. A partir de ese año, otros médicos costarricenses se formaron en Medicina Crítica en Estados Unidos, México e Inglaterra.

La necesidad de más especialistas en Cuidado Intensivo que tenía la CCSS,  la dificultad de viajar al extranjero por períodos largos de tiempo, la disponibilidad de infraestructura y especialistas ya formados en Medicina Crítica en el país  y la existencia del Programa de Posgrado de Especialidades Médicas (convenio CCSS-UCR), hicieron posible que la inquietud de establecer un programa costarricense para la formación de especialistas en Cuidado Intensivo diera lugar a la aprobación del plan de estudios de Posgrado en Medicina Crítica y Terapia Intensiva por parte del Consejo del Sistema de Estudios de Posgrado de la Universidad de Costa Rica en 1986.  La creación de la especialidad debe mucho a la labor tesonera del Dr. Alfonso Obón, el Dr. Guillermo Rodríguez, el Dr. Arístides Baltodano y el Dr. Daniel Rodríguez.

En su corta historia en Costa Rica, las unidades de cuidado intensivo se han desarrollado desde en salones hospitalarios escasamente modificados hasta en estructuras especialmente diseñadas y construidas de acuerdo con criterios aceptados internacionalmente. Estas unidades han avanzado desde un equipo mínimo y poco sofisticado, como los primitivos "monitores" y ventiladores mecánicos -que recibieron apodos cariñosos como "bicicletas" y "lavadoras" en el Hospital México, o "arturitos" en el Hospital Calderón Guardia (por su parecido con el personaje de la Guerra de las Galaxias, R2D2)-, hasta modernos equipos comparables a los utilizados en unidades de países desarrollados. Las UCI -como se les conoce- han evolucionado desde el trabajo de los especialistas en órganos o sistemas de órganos que se turnaban la atención de pacientes, a los especialistas multidisciplinarios que se encargan de la atención integral del paciente severamente enfermo, trabajando en equipo con profesionales en enfermería, terapeutas respiratorios, técnicos en emergencias médicas y otros.

Las unidades de cuidado intensivo son actualmente servicios cuya necesidad y utilidad en los centros de segundo y tercer nivel es reconocida a nivel mundial. La especialidad en Medicina Crítica y Terapia Intensiva, actualmente aceptada y respetada en todas partes le ha dado a la medicina costarricense, no solo una visión novedosa para enfrentar situaciones críticas en enfermos graves, sino que además ha promovido el desarrollo de otras especialidades y tecnologías al introducir nuevas formas de vigilancia de pacientes, mejores procedimientos diagnósticos y modalidades terapéuticas más atinadas.

Misión

Somos el componente del programa de especialidades médicas nacional encargado de  formar a los profesionales en Medicina Crítica y Terapia Intensiva que Costa Rica necesita, capaces de laborar en centros médicos nacionales y ser competitivos internacionalmente.

Visión

Ser el programa líder en la formación de médicos especialistas en Medicina Crítica y Terapia Intensiva en Latinoamérica, por la excelencia profesional y académica de sus miembros, tanto profesores como alumnos, por medio de la selección idónea de los profesionales, del diseño e implementación de actividades de excelencia en el proceso de enseñanza- aprendizaje y el control de la calidad de sus graduados y actividades.

Perfil académico-profesional:


El médico especialista en Medicina Crítica y Terapia Intensiva que forma este programa será capaz de:

  • Proponer un diagnóstico y una terapéutica para que el paciente supere su condición crítica.

  • Liderar el equipo de salud y optimizar la atención del paciente severamente enfermo, mejorando su pronóstico, calidad de vida y sobrevida.

  • Gestionar una unidad de medicina crítica y cuidado intensivo y lograr su crecimiento y desarrollo.

  • Planificar, organizar, implementar y evaluar políticas, estrategias y actividades propias de las unidades y servicios de Medicina Crítica.

  • Proponer acciones para la prevención de las enfermedades y la promoción de la salud.

  • Realizar investigación clínica y epidemiológica.  Formular, desarrollar y defender apropiadamente los resultados de sus investigaciones.

  • Transmitir información, educar y generar nuevos conocimientos en su entorno. Colaborar en los procesos de enseñanza-aprendizaje a nivel de grado y posgrado.

Requisitos de ingreso

  • Médico Cirujano inscrito en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica con autorización para ejercer la profesión.

  • Al ingresar al programa, haber completado cuatro años del programa de la Especialidad en Medicina Interna o estar inscrito como Especialista en Medicina Interna en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica.

  • Haber resultado elegible en la segunda etapa del proceso de selección, tras una entrevista y un examen de conocimientos generales sobre la Especialidad, realizado por la Unidad de Posgrado en Medicina Crítica y Terapia Intensiva.

  • Dominio técnico del idioma inglés.

  • Dominio de los programas básicos de computación

Subcomisión

  • Dr. Juan Ignacio Silesky Jiménez, Coordinador, HM

  • Dr. Manuel González Rojas, HSJD  

  • Dr. Luis Montero Chacón, HM  

  • Dr. Óscar Palma Rodríguez

Duración

La especialidad tiene una duración de 3 años

Unidades docentes hospitalarias

  • Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia

  • Hospital México

  • Hospital San Juan de Dios

  • Eventualmente, en algunos hospitales regionales

Los sitios de rotación serán asignados al inicio de cada semestre, podrán incluirse otros estratégicos para el aporte en la formación y experiencia del residente. Estarán determinados por el Comité Director (subcomisión) de la especialidad

CONTÁCTENOS


ESPECIALIDADES MÉDICAS


Dra. Lydiana Ávila de Benedictis, Directora del Posgrado

Ubicación:  de la Fuente de la Hispanidad 100 m. este, 100 m. norte y 100 m. este, San Pedro de Montes de Oca, San José, Costa Rica.
Horario de atención:  L-V 7 a.m. a 4 p.m.
Teléfono: (506) 2511-8269  (506) 2511-8271  (506) 2511-8270

Escríbanos: click aquí

SITIO UCR
SITIO SEP

© 2023 Universidad de Costa Rica - Sistema de Estudios de Posgrado. Derechos reservados